Las depresiones faciales pueden elevarse para hacer que la superficie de la piel resulte más lisa. Líneas, arrugas, pliegues y algunas cicatrices pueden ser corregidas. Se pueden mejorar las líneas horizontales de la frente, las líneas del ceño entre las cejas, las patas de gallo, las líneas de la sonrisa (líneas nasolabiales) de las mejillas y las líneas alrededor de los labios.

Los rellenos de volumen ayudan a restaurar el volumen facial perdido, lo que hace que el rostro se vea más hermoso y joven. También se pueden utilizar si buscas resaltar el contorno del mentón, la barbilla y/o los pómulos. Los rellenos se inyectan profundamente bajo la superficie de la piel para proporcionar el apoyo y la estructura para conseguir el contorno y añadir volumen al rostro.

El ácido hialurónico es un componente esencial de la piel. Cuando la piel está expuesta a las agresiones medioambientales como el sol, la contaminación y los efectos de los radicales libres sobre las células cutáneas, disminuye la presencia de esta importantísima sustancia natural responsable del mantenimiento de la hidratación cutánea.